La muerte es vida

La muerte también es vida… es el proceso por el cual un cuerpo-mente-espíritu cierra su ciclo.

La esencia humana está presente hasta en el último latido, el último suspiro y el último momento de conciencia.

Toda persona debería de morir viviendo, es decir, sentir que emprende el regreso a su lugar de origen, a su hogar, entendido éste como el sitio cálido que le da sentido a nuestra existencia.

Hay que sonreír aunque se esté sufriendo o muriendo… Porque la vida se trata precisamente de vivirla ahora.

 

***

Todo esto lo sintetizo con el título de mi blog

***

Yo vivo sabiendo que,

 sí, estoy  muriendo pero, a la vez, viviendo

… y cada segundo cuenta en la factura de mi vida