Vida en picada


 

Alzar el vuelo

Desplegar las alas a todo lo que dan

Emprender el descenso

Clavarse a toda velocidad y romper el agua en busca de un pez

Es para ellos  el hábito, y la habilidad, necesario para alimentarse

Es para mi el envidiarles que puedan zambullirse en el mar sin miedo alguno

Yo que en mi vida prefiero la seguridad a las experiencias extremas que pongan en peligro la integridad y  estabilidad de las vidas, mía y de mis familiares

Quisiera sentir lo que siente al zambullirse un pelícano, como aquellos que vimos en una mañana de mayo en Chicxulub, Yucatán, y luego, como ellos, reposar en la superficie del mar con el vaivén de las olas

Desafío y unión, eso es un pelícano con el mar

 

ImagenImagen

 

 

Anuncios