Traición


Anochecía, yo caminaba sobre pasto verde, y lo siguiente que recuerdo es que todos mis familiares quisieron impedir que fuera al encuentro suyo

Yo no cedí. Como perseguida caminé rápido y, como no lograba subir por unos peldaños, opté por unas rocas que me parecieron rampas hacia una construcción de piedras, rocas casi negras por la humedad y el paso del tiempo

No me detuvo ni siquiera el ver que se acercaba el otro

Feliz, risueña, crucé el umbral y me encontré en una pieza amplia. Ahí estaba. Lo vi y mi corazón latió. Fui al encuentro y de golpe me paré en seco. No era la persona que yo recordaba, vestía muy pero muy diferente, y no quiso tocarme siquiera con un saludo de mano

Le exigí me diera el beso y el abrazo. Y entonces se paró mi corazón. Me dijo que No, que alguien le había advertido que se alejara de mí

Si la traición no bastaba, luego me mostró a su nueva alma gemela, alguien que yo jamás habría imaginado como su pareja

El dolor creció cuando esta persona intrusa solo rozó mis dedos cuando extendi mi mano para saludarle

¿Qué pasó? me preguntaba

No recuerdo cómo, pero fui convincente y los dos salimos del edificio de piedra. Afuera, sobre el pasto verde y entre el viento acariciante le confié mi corazón. Todo mi ser se arrojó en una aventura con la ilusión de triunfar, de conquistar, de lograr que me crea y quiera como lo hizo por primera vez si es que, en efecto, me quiso

Mi vida refulgió porque poco después, enseguida, estábamos solos los dos

Juntos, tumbados, hicimos planes de vida futura

Juntos amamos

Era feliz como soñé

Un día la vida me llevó a encontrarme con el otro. Me dijo que me esperaba, ahí estaría cuando yo quiera elegirlo, o cuando fuera viuda…

Me confió su esperanza. Y despertó mi duda: ¿en verdad yo amaba a la persona con quien vivía?

FIN

Este lunes 5 de diciembre supe lo que es la traición… Mi mente ya no es la misma

Anuncios