Soy yo


Flor en la iglesia de San Sebastián en Mérida Yucatán

“Soy yo”

Increíble pero cierto. Esta foto es parte ya del anecdotario de la familia.

Dos de mis tres hermanas menores han porfiado “soy yo” al ver esta foto que, en realidad, presumo, es mía.

Todos nos hemos reído una y otra vez a costillas de ellas, supongo que yo más que todos, al recordar las ocasiones en que una u otra decían y decían “soy yo”, sin que nadie lograra convencerlas de que no es así.

Esta es la primera foto de mi álbum. Ignoro si hubo otra antes, pero ésta es la más antigua que conservo. Tenía un año y dos meses, era el día de mi bautizo en la iglesia de San Sebastián.

Una niña gordita, como lo fui en toda mi infancia, cuando, según mi familia, me decían chispolvo o algo así porque era chaparra.

Dalia y Alejandra han recreado la misma escena al ver esta foto mía. Incluso alguna ha llorado porfiando que es ella.

Foto que es prueba de que las tres, casi casi, somos idénticas en cuanto a los rasgos físicos dominantes de nuestra madre.

Quizá pocas familias tengan esta historia: tres hermanas que se ven a sí mismas al mirar una misma foto.

Anuncios